info@bufetecarro.com
+ 506-2290-8571
+ 1-800-7697149

Boletín Jurídico Laboral Nº 01-2019

Aplicaciones de mensajería instantánea y derecho a la intimidad.

 

Estimados Clientes:

Con mucha regularidad nos ingresan consultas relacionadas al uso de las aplicaciones de mensajería instantánea, en el ámbito de las relaciones de derecho laboral y el alcance del  derecho a la intimidad de los trabajadores. A raíz de esto, hemos analizado algunos casos y deseamos compartirles el contenido de los votos y nuestro punto de vista.

La Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, ha analizado este tema en distintas ocasiones, uno de estos votos es el número 2018-000776 de las nueve horas treinta minutos del dieciséis de mayo de dos mil dieciocho, en este caso se avaló el uso de un intercambio de mensajes de Facebook, para efectos disciplinarios. En el considerando II de la sentencia, puede leerse lo siguiente:

“Ésta [La conversación] fue expuesta a terceras personas con pleno conocimiento de que éstas podrían tener acceso a ella. Asimismo, se tuvo acceso al intercambio de mensajes a través de una de las computadoras del trabajo que era de uso común para otras personas trabajadoras de la empresa y no a través de un dispositivo privado, de manera que no se dio una violación a la intimidad del actor como podría ser si se hubiera violentado un dispositivo privado, ni se intervinieron las comunicaciones privadas que éste tuviere con su compañero de trabajo, pues la conversación se dejó abierta, se insiste, a disposición de terceras personas. En adición a ello, no debe dejarse a un lado que el actor aceptó ante los testigos que lo increparon, su autoría de la conversación dicha, la cual era ofensiva con respecto a su compañera de trabajo. Por todo esto, esta Sala considera que en el caso del actor, no puede afirmarse que haya habido una perturbación a su derecho intimidad o a la inviolabilidad de sus comunicaciones privadas, de manera que, al existir prueba fehaciente de la falta cometida por el trabajador contra una su compañera el despido fue justificado.”(El subrayado es nuestro).

Del análisis del anterior voto se puede concluir, que no se produce violación del derecho a la intimidad de los trabajadores porque la conversación se obtuvo de una computadora provista por la parte patronal, a la cual tenían acceso terceras personas dentro la empresa.

Sin embargo, este es sólo uno de los casos analizados y en los siguientes estudios veremos otros.  Podemos adelantar, que no hay reglas exactas, sino que la Sala Segunda resuelve casuísticamente. Una constante que hemos encontrado y que sirve de recomendación es que, dado que no hay legislación que regule el uso de estas nuevas tecnologías, es de suma importancia que los empleadores dicten políticas, sobre el adecuado uso de las herramientas tecnológicas provistas por el patrono.

Nos ponemos a su disposición para la elaboración de éstas políticas o bien para cualquier duda o comentario.

 

Dra. Ma. Del Rocío Carro H.

 

 

 

Leave a Reply