info@bufetecarro.com
+ 506-2290-8571
+ 1-800-7697149

Boletín Jurídico Laboral N° 02-2018

Salario Escolar

 

En el sector público el salario escolar fue creado mediante el Decreto Ejecutivo Nº 23907-H del 21 de diciembre de 1994, como resultado del Acuerdo de Política Salarial para el Sector Público en el período 1994-1999. El mismo consiste en un ajuste adicional al aumento de salarios por costo de vida, además de coadyuvar con los gastos que generan la entrada a clases.

 

El salario escolar para el sector privado, se encuentra normado en la Ley de Promoción del Salario Escolar en el Sector Privado del 12 de noviembre de 2008 (Ley 8682). Dicha norma estipuló el salario escolar como un ahorro de los trabajadores de la empresa privada, el cual oscila entre 4,16% y 8,33% del salario bruto mensual y que a diferencia de lo ocurrido en el sector público, para los trabajadores privados es voluntario. La ley 8682, también estipula claramente que el salario escolar es acumulativo y se aplicará sobre todas las sumas que legalmente se tengan como salario durante el año, además, señala que este rubro debe ser cancelado durante los primeros 15 días de enero.

Es importante mencionar, que si el colaborador solicita que se le deduzca este rubro, el patrono debe aplicar las retenciones y trasladarlas al ente que las va a administrar, en caso de que el patrono aplique las retenciones pero no traslade dichos montos a la asociación solidarista, a la cooperativa, o al Banco Popular, dicha acción se reputará como retención indebida del salario, según el artículo 223 del Código Penal.

Otro tema importante a tener en cuenta es que en el caso de la pensión alimentaria para menores de edad, solo una orden judicial puede ordenar una retención del salario escolar, pero dicha retención debe realizarse sobre el salario y no sobre el ahorro mencionado. Ahora bien, la autoridad judicial sí podría ordenar a la asociación solidarista, cooperativa o Banco Popular rebajar la pensión alimentaria del ahorro que el trabajador tenga en ese momento, sin embargo debe dirigirse a estas entidades y no al patrono.

 

Nos ponemos a su disposición para cualquier duda o comentario.

Cordialmente,

Dra. Ma. Del Rocío Carro H.                     Licda. Alexandra Vargas C.

Leave a Reply